viernes, 22 de enero de 2016

IMPERMEABLE ...


Hace mucho, pero mucho y mucho, de mucho ... que no escribo.

"Abre los ojos. No huyas y enfrenta la vida con optimismo" - Era medianoche y estaba con cólera, demasiada diría yo, así que decidí enfrentar la realidad y no mirar atrás. No pensé que en un segundo mi vida iba a cambiar por completo. El 2015 finalizó con varios acontecimientos que tumbaron mi cerebro. Sí, estaba decaída. Sí, estaba destrozada y sí, estaba decepcionada.

Los problemas venían y venían. Todo se mezcló. Perdí a mi padre por malos entendidos donde yo soy inocente , perdí a la mujer que amo por no darme cuenta lo que realmente valía . Simple se enfrío. Luego, conocí a una mujer que llenó ese vacío pero siento que no todo es bonito, siento desconfianza y temor a que no sea sincera conmigo. Son tantos acontecimientos que hacen que mi fortaleza se derrumbe de a pocos pero sé que debo ser fuerte ante las tempestades de la vida.

Soy Camilo Fernandez y tengo 22 años. Hoy encontré a un viejo amigo, nos vimos en Magdalena y fuimos al bar, aquel donde íbamos siempre cuando éramos jóvenes.

¿Qué te pasa Camilo? - él preguntó.

Nada, fiel amigo - contesté con voz apagada.

No jodas. Caramba, somos patas y no puedes cerrarte.

Le conté mis problemas, el dolor que sentía por dentro y las confusiones aceleradas.Ese día me emborraché a rabiar, gritando a los cuatro vientos que la tierra me tragara sin tener que regresar y lloré, lloré y lloré hasta delirar.

Haz , lo que dicta tu corazón - me aconsejó, mi pata del alma.


Llegué a mi casa, ingresé a mi computador y empiezo a escribir y mediante este relato confieso lo siguiente :


A mi padre. No quiero pelear contigo, menos que nos llevemos como rivales. Durante mucho tiempo nos hicimos daño, sé que antes tuve mis errores pero ahora trato de ser mejor persona y profesional. No soy la hija predilecta pero trato de hacer las cosas bien. Yo dejaría que vivas tu vida, lo respeto y eso siempre lo he demostrado, nunca me he metido en las vida de mis padres. Así no me creas, en estas líneas quiero que sepas que no te he olvidado, siempre te recuerdo pero también duele todo lo que pasó, me gustaría que creas en mi pero no puedo obligarte, solo es cuestión de tiempo. Al final, la verdad saldrá a la luz y mi inocencia se demostrará. Espero algún día hacer las pases contigo. Aún no es el momento.


A la mujer que amo. Si, tu que te alejaste. Lo siento, sé que mi inmadurez derrumbó nuestro lazo, fui yo quién enfrió todo, vivía solo mi mundo y no pude pensar en ti, no sentí lo que sentías y no valoré lo que me dabas. Tienes la razón en todo y me merezco esta pérdida. Si algún día me dieras la oportunidad de acercarme a ti, créeme que estaría ahí para ti. Mi errores fueron el factor que provocó los demás problemas y mi temor de volverme enamorar hizo que sea la mujer más fría. Me perdí varias veces en el pasado y aposté por personas que aportaban en nada a mi vida. La única que valías eres tú y hoy me doy cuenta de eso. Sé que ya no regresarás pero espero que en el futuro podamos reconciliarnos. Te deseo lo mejor y perdón.

A la chica que conocí hace poco. Me gustas. Lo confieso. Me gustaría seguir conociéndote pero hay situaciones que no me dejan vivir en paz a tu lado. Desearía tanto no combinar el pasado con el presente y hablo por ambas partes, ese sería un buen comienzo entre las dos. Te veo tan libre que a veces pienso que todo lo que estamos viviendo lo tomas a la ligera. Así no puedo creer en ti y no quiero volver a cometer el mismo error. Quiero volver a confiar y tener un buen comienzo con una persona que realmente me merezca, no quiero ser una aventura más. Mis anteriores experiencias han hecho que yo recapacite mucho y siente cabeza. Si te atreves a ese reto entonces bien, seguiremos juntas pero si no tienes la misma decisión, entonces mejor te deseo lo mejor y sigue con tu vida y eso no significa que no me importes. Simple, a veces hay que aprender a dejar lo que te hace daño para vivir en un mundo mejor. Lo que tengo es dignidad.


"La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir" ...
                                                                                                Gabriel García Márquez 

Al terminar de escribir. Me detuve a respirar y la única solución que pude tomar es seguir viviendo la vida con su frenesí. Me tocó vivir y seguir viviendo sin prisa, cumpliendo mis sueños de a pocos.


                                                                                                                      ÁNGEL CAÍDO







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada