miércoles, 16 de septiembre de 2015

CARTA PARA PANCHITO

Recordarte será la costumbre familiar de hoy para adelante, gracias por todo lo que has hecho por nosotros ... tu esposa, tus hijas, tu nieto y yo, tu nieta. Una vez, me comentaste que querías leerme pero no se dio la oportunidad. Hoy, desde el cielo deseo que leas estas humildes líneas que van dedicadas a ese hombre, padre y abuelo que fuiste, eres y serás por siempre ....


Faltan palabras para describirte todo lo que sentimos en este momento, en especial este día que es importante para ti porque cumples un año más de vida y hoy, lo celebras desde el cielo al lado de Dios y tu aclamado Señor de los Milagros. Sí, hoy celebras en el cielo con tus chistes y bailes, nunca olvidaremos tu humilde sonrisa.

Reconozco ... que cuando estabas vivo en estos últimos meses no estuve a tu lado como lo deseabas. Discúlpame por mis excusas vagas, discúlpame por no saber administrar mi tiempo y discúlpame por no madurar un poco más. Sé que necesitabas a todos a tu lado. Iba de vez en cuando y era poco para ti y tú que me has dado tanto, debí poner más atención.Me dejé llevar por mis problemas y por la vida tan relativa que llevo ... cuando iba a verte ... era entretenido hablar contigo pero también me sentía triste cada vez que me decías:! Hija ya viví, lo suficiente! !Hija, ya no quiero estar aquí!, era un golpe para mi y no solo para mi sino para toda la familia, pues no queríamos que te vayas. Ser fuerte ante esas palabras es complicado porque eres una persona importante para nosotros.

Amaba tus palabras de aliento cada vez que te contaba un logro en mi vida, amaba que me escucharas detenidamente, amaba cuando te preocupabas por mi cada vez que tenías que recogerme del colegio y es que no solo fuiste mi abuelo ... fuiste un padre para mi ... cómo siempre lo digo y lo reitero, tuve dos padres y dos madres que equivalen a cuatro, el resultado lo denomino mis ABUELOS, personas que estimo demasiado porque cuidaron de mi desde pequeña.

No temías a nada. Eras un hombre valiente ante las adversidades nos dejaste el ejemplo de lucha e inteligencia, tras trabajar desde muy joven y las tantas operaciones que has resistido durante buen tiempo, agregando la lucha de tu enfermedad. Abuelo mío, lo luchaste hasta el final.

Considero mucho tu manera de pensar, un hombre tan humilde y erudito, No olvido, cuando comprabas panes en LIGURIA o cuando te reías de las locuras que hacías junto a tus hermanos ELISEO y JOSÉ. Cómo no recordar, cuando sacabas a la MAMA a bailar en algún cumpleños en compañía de tus hijas y tu nieta o cuando escuchabas LOS PANCHOS o esa canción que tanto te fascinaba CHOLO SOY.

Imagínate que esta noche en compañía de un café cargado para no morir de sueño, pude recordar esos gratos recuerdos y uno que estimo demasiado es que nos enseñaste los valores de humildad y solidaridad hacia los demás. Siempre te preocupaste por nosotras sin pedir nada a cambio y con una sonrisa preguntabas: ¿Cómo te fue hija? , queriendo saber las noticias familiares del día.

Sala , tu lugar favorito. Te recuerdo en tu adorada silla, leyendo el periódico y resolviendo todo el crucigrama que ni yo la terminaba, te gustaba el fútbol a mil y también salir a curiosear con tus amigos. Nos preparabas tu típica tortilla con cebolla y salías a comprar el pan para que nosotras desayunáramos, eras tan servicial y de carácter tranquilo. Recuerdo la época cuando vivía con mi madre y nos venías a visitar. Abuelo, tu sonrisa aún lo llevo en la mente y cada vez que recuerde esa imagen, recordaré la frase que siempre me decías: ¡Muy bien hija, sigue para adelante y no pares! ¡Prepárate y triunfa!

Con el corazón en la mano te deseo FELIZ CUMPLEAÑOS ABUELO PANCHITO.

Observo a mi alrededor todos los días y caminando hacia mi trabajo, por unos minutos me siento en una pequeña plaza que se encuentra cerca a mi oficina. Te cuento, que es mi mejor momento porque al estar sola y sin nadie, puedo pensar mejor las cosas. Sin temores. Es ahí donde recuerdo las frases de mi abuelo Víctor y las tuyas, abuelo Panchito. Luego, de esos minutos de análisis existencial, compro un café y me voy corriendo a la oficina.

Asimismo, rezo siempre por ti. Gracias, porque nos cuidas y me cuidas. Hace poco, llevé un susto horrible que no le deseo a nadie y tú apareciste para defenderme, gracias por estar conmigo en ese momento, nunca lo voy a olvidar.

Sola escribo estas líneas y sola te confieso mis secretos por las noches. Me gusta esta conexión que tenemos ya que siento tu energía rondar por la casa. A veces, te sueño y me sonríes, es como si yo estuviera en el pasado. Sabemos que estas bien y feliz, lo respetamos y sé que algún día nos volveremos a ver y sonreír una vez más.

Interesante aparición de un nuevo miembro de la familia. Te cuento, que la abuelita no está sola ya que cuatro patas está corriendo por toda la casa, su nombre es YAKO. Mis tías se han encariñado con él y yo también porque es un animalito bello. Sabes ... Gianfranco conoció COAYLLO, tu tierra. La misma que siempre te espera, yo prometo volver y visitarla ya que aún recuerdo cuando sacabas las lúcumas y los nísperos para comer.Todos las personas te conocían y eras bien considerado.


Entre tantos recuerdos, sostengo una foto tuya. Sí, cuando me pusiste el cordón de BRIGADIER y lo orgulloso que estabas, fue en el SAN NICOLÁS y puedes creer que algunos de mis compañeros y profesores aún te recuerdan y rezan por ti. Ya vas a cumplir tres meses desde que partiste y parece cómo si no te hubieras ido. aún te sentimos a nuestro lado y cuando miramos tu silla, pensamos que estás sentado resolviendo algún crucigrama.

Soñabas con el bienestar de todos y ese sueño lo cumpliremos. Te prometo que seguiré para adelante como me inculcaste desde pequeña y te agradezco por todo tu tiempo. Fui la única nieta buen tiempo y me cuidaste como si fuera tu hija y a diario siempre me enseñabas algo nuevo. Cada vez, que estaba a tu lado aprendía una lección y esa lección lo estoy aplicando en mi vida.

Planes y más planes. La vida continua sin parar y es así como pasa la vida tan rápido y te das cuenta en un abrir y cerrar de ojos que estas creciendo y adquiriendo nuevas responsabilidades que debes resolver para aprender a madurar. Tu maduraste desde adolescente cuando tuviste que apoyar a tu madre y hermanos, formaste una linda familia con mi abuela y lograron juntos el sueño de construir tu casa, eras un hombre eficiente porque te levantabas temprano, manejabas tu taxi y con esa labor sacaste adelante una familia.

Interesante, cuando nos enseñaste el valor de la familia y el matrimonio.Mi abuela y tú son ejemplo de una pareja sólida a través del tiempo, la combinación de amor y fortaleza son factores claves para un matrimonio sincero y duradero que implica unir los lazos familiares.

Los años pasan volando y cada una de nosotras, más tu nieto debemos seguir cumpliendo nuestros sueños y prometemos que te haremos sentir orgulloso de nuestros logros en tu memoria e iremos a visitarte, siempre.

Canciones que van y vienen. Sí, estoy que me escucho todo el repertorio de LOS PANCHOS mientras sigo escribiendo, escribiéndote y escribiéndoles. Hace mucho que no lo hacía, no tenía motivos para hacerlo pero hoy, decidí volver a este vicio intelectual y escogí un buen motivo para revivir, ese motivo eres tú, abuelo.

Observo mis textos anteriores, mis relatos y poemas y no te niego que siento nostalgia. Sí, una vez me aconsejaste que no pare pero no pude. Lo dejé en STOP y hoy, me diste fortaleza para que esta mano perezosa empiece a relatar esta historia.

No temeremos a los nuevos retos. No estaremos tristes, sonreiremos por ti y porque sé que desde el cielo, deseas que mantengamos la paz en nuestros corazones y que te recordemos con alegría.

Ahora ya es medianohe e inició el día. Volviste a nacer. Hoy, 17 de setiembre.

Papá querido, te amamos demasiado.

Así es como termino estos humildes versos.

No es mucho pero sé que equivalen mucho para ti.




             Otra cosa más ....

                              ¡LA MAMÁ DE LOS PERIQUITOS ESTÁ A PUNTO DE LLEGAR !

                                                                            Gracias por todo, abuelito PANCHITO.

                                                                             Te escribe tu escritora de versos firmes ...
                                                                           

                                                                              Tu nieta,
             
                                                                             ÁNGEL CAÍDO
                                                                            Angela del Rosario Farfán Espilco.

                                                                   


1 comentario: