domingo, 22 de junio de 2014

EL ÁNGEL DE MI AMADA


Al escribir estas pequeñas líneas, deseo que mi "MUSA ADORADA" comprenda los recuerdos encontrados dentro de mi corazón. Hoy, recordé a tu hermana que es el motor de tu vida ...

Han pasado 4 años, ella se fue a un mundo lleno de paz. Ella tan inocente está al lado del todopoderoso, un ángel dentro del conjunto de ángeles que al observar desde el paraíso logra entender cómo es el proceso de evolución en el mundo de los vivos. Rossmery es su nombre, una señorita con sonrisa de niña que brotaba dulzura y demostraba actos de bondad hacia su familia. Aún recuerdo cómo mi amada hablaba de Rossy, me hubiera gustado conocerla pero no se dio la oportunidad entonces solo quedaba escuchar las palabras que ella mencionaba con una sonrisa en los labios, recordándola con mucho amor.

Ella fue tu hermana mayor, la más tierna mujer que conociste desde que abriste los ojos al nacer, es la que engloba 21 años de tu vida donde conociste la responsabilidad de cuidar a un ser querido y al realizar esos cuidados, a diario, Ross te brindaba alegrías y era cariñosa contigo porque siempre cuando llegabas a casa te recibía con un gran abrazo y tú al sentirlo, te llenabas de buenas vibras, te daba ánimos para seguir adelante y te enseñaba lecciones cotidianas para que los apliques en tu futuro.

Recuerdo... Me comentabas que le encantaba estar reunida en familia y que si algún día la veías, desearías abrazarla con todas tus fuerzas y besarla a montones, asimismo, resaltabas que una de sus virtudes era llenar de alegría a la casa con sus ocurrencias y que uno de tus sueños era llevarla a la playa porque ella adoraba el mar, el verano y la naturaleza. Todo cambió en un momento a otro porque esos recuerdos quedaron impregnados en tu corazón.

Hoy, recuerdo ese día. No con penas sino con nostálgia, como siempre yo la meláncolica de la historia, te confieso que al verte llorar desconsoladamente por ella, me di cuenta de lo importante que era para ti. Sentí tu tristeza y al verte así, comprendí lo importante que eras para mi. La preocupación llegaba a mi en forma inesperada pero tuve que tomarlo con serenidad por muchos factores que tuve que aguantar. Ese mismo año, falleció mi abuelo pero en Diciembre y cuando se fue él y hace unos años atrás mi hermano Gonzalo, pude comprender tu comportamiento porque es duro cuando un ser querido se te va y más cuando llega ser la base que necesitas para seguir adelante.

Este pequeño relato no tiene como objetivo que te pongas mal sino deseo que la recuerdes con alegría porque ella estará alegre si tú la recuerdas de esa manera, ella sigue contigo en tu corazón y va ser ese ángel que te va a cuidar siempre. Seguirá siendo tu protectora y tu motor de vida para sigas en el azar de tu destino. Ella sigue siendo la chica carismática que conoces y la niña de tus ojos, acuérdate de su persona con mucho amor y felicidad que Ross estará feliz, si siente que su hermana es feliz y no solo contigo, sino también con tus padres y familia.

Decidí acordarme de este acontecimiento porque ese acontecimiento, me tocó vivir contigo e hizo que naciera un lazo inquebrantable a parte del amor. Tú pensarás que estaré demente pero no, siento que así estemos lejos o cerca con altas y bajas, sentiré esa conexión que me une a ti sin que tú te des cuenta y eso fue lo que me motivó a escribir y lo hago de corazón, sin pedir nada a cambio. Otra cosa más, me hubiera gustado conocerla o ir a su tumba a rezarle porque sé lo importante que era para ti.

Rossy está junto a mi querido papito, Armando y mi hermano, Gonzalito y desde el cielo nos protegen, son nuestros guías que nos cuidan ante nuestros logros y tempestades, ellos nos brindan esa energía que necesitamos para luchar por nuestros propósitos que es lo que nos importa en la vida. Tu hermana te cuidará siempre y no dejará que sufras, ella te escucha desde arriba, no estará físicamente pero su alma esta presente contigo, tus padres y tu familia. 


                                                      
                                                           Hoy, rezaré por ella. Un abrazo y te deseo lo mejor.
                                                                                             
                                                                                                             ÁNGEL CAÍDO







No hay comentarios:

Publicar un comentario