domingo, 4 de mayo de 2014

CULPABLE, ERES CULPABLE ...

Hoy descubrí que hay que saber actuar antes de dudar, hay que amar sin pensarlo mucho, hay que ser más indecente que formal y hay que saber tener paciencia ante los conflictos mayores. Mi vida dio un giro tremendo al conocerte, al vivir contigo unos instantes de delirio donde tenía miedo a enamorarme y al final, tuve que comprender que eres una protagonista más de mi novela. 

Me enamoré y temo que sea amor, me encapriché y temo que seas mi musa adorada; me abstengo a olvidarte en este momento, el sentimiento puede más que el fastidio y no lo puedo comprender, cómo puedo ser dócil ante tu indeferente mirada. 

"Tu eres la culpable de todo", dices con voz rebelde y una mirada desviada. 

Échame la culpa, odiame a morir y casigame con el látigo de tu indiferencia - respondo sin miedo a nada, afrontando la realidad y demostrando lo que significas para mí, llevo tu recuerdo un rasguño a tanta presión, lastimaste mi piel por tratar evadirme, estabas molesta y yo no pude calmar tu ira, tus ganas de matarme, esas ganas de tirarme un cachetada si era necesario, esas locas ganas de tildarme "CULPABLE, ERES CULPABLE" y yo no logro pensar en cómo defenderme.

Te doy el gusto, soy culpable. Sonríe. No intentes controlar tu fastidio ya que el reto no sería interesante, quiéreme fuera de tu vida, olvida que nos conocimos, cacheteame y vive tu vida. Salud, por ello y por lo demás. Salud, en todo y por todo, salud por lo que nunca fue y no será, salud, salud y salud, por el amor y el desamor, por la decepción, por los caprichos, los deseos, la rebeldía y desazón. Reitero, salud por todo.

No sé si te olvidaré, no sé si estoy en sentencia o en la horca, me da igual, a la larga voy a tener que asumir las consecuencias, me resigno es la única manera de demostrarte que no soy un mounstro. Demoro en actuar pero lo hago con paso firme dándome cuenta de la impportancia del asunto. En este caso, de tantos fracasos, tuve que preguntarme y repreguntarme si eres la persona que amo o no, soy torpe en el amor y lo sé pero es la única forma de sentirme segura de mis actos.

Hoy decido en amarte, hoy decides en odiarme ... simple HAZLO. Y que la vida siga su rumbo.



                                                                                                            ÁNGEL CAÍDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario