sábado, 16 de noviembre de 2013

COLEGA...



Somos producto de un sueño
¿cómo explicarte colega que estoy
viviendo mi delirio más intenso?

Sí... no niego que mi drama
no posea desenlace, mi corazón
se sumergió en el pantano
incierto de sus ojos y mi pluma
dese recordarla con cada verso patético.

Pajazo mental en mi delirio
amar es una excusa,
no puedes posecionarte del otro
¿qué díficil es amar?

Intento recordar
la última caricia descarada,
esa mujer huyó
en el silencio de su destino.

Colega, amar a distancia,
una nueva moda del romanticismo,
una intensión invisible
o un adiós inesperado.

¿Alguna vez la cordura
se apoderará de mí?
espero sentada
hasta que mi corazón
deje de latir.


                                                                         ÁNGEL CAÍDO