miércoles, 10 de abril de 2013

NOCHE DE TORTURA

Hoy quise amarte, hoy quise desearte, hoy quise odiarte y hoy quise criticarte. Mi pena mata a mi alegría; el enemigo sigue libre y la víctima, presa. Recordé que tenía que besarte, abrazarte y tener sexo con tu cuerpo delgado y delicado, recodé que la presencia es importante y que te encanta el placer, iniciar el juego del domador y la leona, recordé que debería enviciarme de ti y caer en tus redes y recordé que tu perfume debía derramar sobre mí esa sustancia que excita mi cuerpo.

El hilo se rompió con una simple riña, no existe la llamada manzana de la discordia; una venda equivocada ciega tu dulce mirada, el orgullo seduce tu mente, no quieres más de este marinero andante que naufraga en los sietes mares. Intento descifrar tus pensamientos, aquel síntoma de arrepentimiento que no deja que mi corazón se calme......¿Necesito alguna píldora para calmar mis ansias de no tenerte? - No lo sé.

"El silencio puede callar el sentimiento más sincero", inicié un recorrido, empecé a recordar frases de Vallejo, aquel viejo que habla de dolor en sus escritos .... "No te ilusiones que el amor es una mierda", un mensaje directo para aquel adolescente embobado y desquiciado. Luego, apareció Neruda con su frase "Hoy puedo escribir los versos más tristes esta noche"...Sí, recordé aquellos poemas que te fascinan, además, encienden mis sentimientos hacia ti....¿Que soy yo?, un poeta, una trovadora, un ser que brinda su alma y su corazón sin condiciones, aquella que es tu complemento y tu media mitad.


¿Has leído el "Arte de Amar"?, hay que saber diferenciar el significado del amor, te deja un buen consejo de una relación de dos personas, cómo podemos mantener aquel equilibrio y separarnos por tonterías. La clave para no idiotizarnos es la verdad y el fundamento, todo está claro, todo está preciso.

Te siento, me sientes, nos sienten y no podemos negar que nos estamos cayendo y dejando todo a la deriva, te busco, me buscas, nos queremos inconscientemente y no logramos comprendernos, todo da vueltas, todo se quiebra y solo toca esperar. Estamos tan lejos, que no podemos reflejar el sentimiento que nos unió y solo queda verternos en lo común y queda prohibido luchar por los sueños.



                                                                                                                    ÁNGEL CAÍDO