jueves, 17 de octubre de 2013

DESEOS MÚLTIPLES


Ella empezó a reír y cogió mi mano y con voz melodiosa empezó a descifrar su fascinación hacia mi, me recalcaba a cada instante el interés hacia mis escritos y que no dudaría dos veces en envolverse conmigo en un amorío, es lo que ella deseaba y si es posible ser la dueña de mi corazón.

No lo niego, desde que la vi recitar quedé estúpida e intensa pero ella deseaba algo más, es evidente que no quiero estar sujeta al romanticismo pero en mi segundo de locura extrema pude darme cuenta que con ella no deseaba jugar como todas, quise dar ese paso.

¿ Lo que siento es lo que todos llaman AMOR?, estaba sujeta a dudas que se reflejaban en cada palabra, ella trataba de convencerme y yo, tan idiota decía mil fechorías, mi excusa era tonta que ella se reía de todo, me decía que parecía una adolescente y yo, no sabía como fundamentar mi soledad y mi adicción al placer.

 Estarás toda la vida sujeta al sexo y a la soledad - se acerca y me besa.

Ese beso fue loco, trastornado, sulfurado y apasionado, dejaba que su olor me drogará, entonces, no tuve escapatoria al final acepté todas sus fantasías.

Terminamos nuestras copas, cogimos un carro y llegamos a un hotel caleta.Ingresamos al cuarto, la intensidad de nuestros besos incrementaban y no había nadie que nos interrumpiera así que logramos convertir en nuestro placer en un show de ilusiones, parecía un novela que recién ingresa al mundo de los lectores, necesitábamos más de nuestros corazones y no solo eso, aquí logramos comprometer nuestras vidas. Qué cursi, qué ridículo ... me enamoré!

Me enamoré como en película, en un instante sin necesidad de pasar por una tormentosa travesía eso significaba que estaba segura de mis decisiones, estaba dando informe a mis a aventuras que no seré la pendeja de siempre pues ahora encontré lo que quería después de tantos años.

¿ Me amas? - una pregunta para cerrar el COMPROMISO, me acariciaste.

"Te amo en mi época más decisiva"- la bese, en ese momento era un sueño casi realizado, mis caricias impregnaban amor nuestro pacto empezaba a florecer. Tú estabas feliz, cariñosa y bella no dudabas en entregarme todo, pusiste tu confianza en mi manos a pesar de mis antecedentes.

La guerra mundial estalló en esa cama hasta que decidimos parar. Te quedaste dormida.

Eran las 4: 00am. Quise escapar, mi bipolaridad empezó a dominarme y simplemente me vestí y te dejé en el Hotel Estocolmo, me arrepentí... simplemente me convertí en ese fugitivo y empecé a olvidar nuestras promesas.

Camino a casa encontré a Maria Luisa, una novia de todas las que tenía, necesitaba que a acompañara a Cañete para arreglar unos papeles, era urgente porque había heredado la finca de su padre, entonces, le confirmé él viaje y ese mismo día empaqué mis maletas pero un remordimiento abundaba mi mente no quise hacerle caso y mi decisión cambiante hizo que me fuera con Maria Luisa.

 Recibí una llamada.

Fernanda, Liza te está buscando - Era Rodolfo, el novelista.

Dile que nos sabes nada de mi - Le contesté.

No puedes hacerle esa jugada, estás loco, ella sufre de una enfermedad no puedes jugar con sus sentimientos posee tendencia al suicidio - Me comentó.


No me interesa si se mata, no es mi lío, no es mi rollo y no le juré amor eterno - Colgué.

Maria Luisa estaba lista, tan mujer, tan elegante.

Vamos, amor - Me besó.

Desaparezcamos de Lima e iniciar nuestra nueva aventura - la acaricié.

Llegamos a Cañete y después de dos semanas nos casamos.

                                                                      CONTINUARÁ...







No hay comentarios:

Publicar un comentario