viernes, 11 de octubre de 2013

11 DE OCTUBRE


Desperté, miré el reloj. Eran las 8:00 am, empecé a observar el techo de mi cuarto y recordé tu imagen. Hoy es un día especial... lo admito, recordé tu cumpleaños. Sonreí un rato pero a la vez mi diminuta alegría se convirtió en nostalgia, estaba en duda de escribirte algo, llamarte o mandarte un poema, estuve como media hora pensando porque mi voluntad inquieta necesitaba decirte: "FELIZ DÍA".

Cuando empecé a escribir este pequeño relato, mi mente se trasladó en el año 2007... sí, recordé todo nuestro drama y hoy, 2013 comprendí mucho sobre esta experiencia contigo. No quiero echar culpables porque no lo hay, cada quién tomó su propia decisión drástica y tras las dificultades preferimos tomar lo fácil, lo que esta de moda, sin tener que luchar por cumplir un sueño.


No sé si me amas, no sé si aun te seguiré amando, la vida es tan loca que gira y gira sin pensar en lo que puede pasar más adelante, duele la idea sentir que esto nunca acabe a pesar que somos de mundos diferentes. Los años pasaron volando y aún siento como si conociera recién y a pesar de no tener tu presencia te llegué a querer demasiado.  Miles de personas me decían que no iba a funcionar, tenían razón no funcionó, tú misma me decías que no tiene caso seguir si nuestra realidad está en contra de todo...tienes razón !, vivimos en un mundo donde el amor no es el vencedor sino está lleno de ilusiones cortas, amores de poca duración, placer momentáneo y lo que uno lleva adentro no sirve para nada porque sobresale solo la presencia, todos dicen "Amor de lejos, amor de pendejos" y esa frase es tan real que el compromiso simplemente se desvaneció en un mísero segundo.

 Yo sé que estas bien y me alegra. Yo sé que estas con una persona mucho mejor que yo y me alegra y espero que pueda darte todo lo que tu deseas, ya que yo no pude. Lo único que te puedo decir por este medio es que a pesar de todos tu arrebatos y mi terquedad, aún de forma voluntaria te pienso sin réncor, sin odios... pero no te voy a negar que me dolió todo lo vivido, pues aun trato de afrontar las cosas, tratando de realizar lo correcto, ese correcto para ti y mi familia, no quiero pensar en mi porque yo sé lo que deseo pero sería en vano intentarlo ya que todo está en contra. Empezando desde ti, mis equivocaciones, mi familia, el temor de fracasar y el temor de no encontrar mi felicidad.

En todo este tiempo comprendí que "SIMPLEMENTE SOY TU NADA Y TÚ MI TODO", esa lección de amor incondicional que a pesar de los errores y peleas me da fuerza de seguir sintiendo lo mismo sin tener que pensar en lo que tú piensas, me gustaría saber lo que piensas pero prefiero que no. Amar sin tener que necesitarte, amar con independencia sin tener que afrontar la inmadurez de la nueva era.

Pueda que todo esto te parezca patético, con los años comprendí el mensaje de toda esta lucha en vano y por más que estuviera con alguien o pasen miles de personas por mi vida, siempre resaltaré tu nombre porque sin tenerte aprendí a amarte y el concepto que esto implica... almenos yo lo comprendo, no sé si tu lo comprendas..igual no te obligo a que lo comprendas, ni tampoco te obligo a que me pienses o ames de la misma forma.


Si la vida nos diera la oportunidad de encontrarnos, descuida que yo te trataré a mi manera porque no necesito de sexo para demostrar lo que siento. Este sentir es diferente, es más sensible e humano, una fuerza que según por teoría de una gran autor (Carlos Cuauhtemoc)  se llama la FUERZA SHECCID.... no espero que lo siento tú lo entiendas o que otros lo entiendan solo me basta con entenderlo yo porque de ese sentimiento sufrido, arrebatado, incalculable, fiel y voluntario nació mi habilidad para escribir.

Es tanto el daño que la vida proporcionó que tuve que vivirlo en carne propia y estar condenada a esto para poder comprender lo que la vida te da, lo bueno, lo malo , lo estúpido, lo placentero entre otras cosas más que solo la vida te brinda para que tú abras los ojos y seas consciente de lo que vives. La felicidad es momentánea e inestable, solo puedes disfrutarlo durante una etapa de tu vida.

 Esta desesperación, este silencio, este perdón, este sentir hace que yo trate de reflejarlo en poemas y escritos porque son solo ellos los que me comprenden, son solo ellos que sienten mi verdadero sentir, fieles a mi posición, fieles sin tener que traicionarme, fieles a mi vivir junto conmigo mi delirio.

Soy tu nada y aún prefiero seguir siendo tu nada eso quiero para este sentimiento, Ariagne, es lo único que me queda, lo único que puedo hacer, la última oportunidad y mi voluntad.

Yo, Sthepens... prefiere vivir por vivir sin tener que enamorarse porque ya se enamoró y ese sitio nadie lo ocupará así comience una nueva etapa, lo prometo porque aún cumplo con mi promesa de sentirlo sin necesidad que tú lo sientas.

Si escuchas mis palabras, bien y si no, bien. El tiempo se encargará de todo y que vaya a la deriva, olvídame para tener el valor de olvidarte, ámame para tener el valor de amarte y jodeme para tener el valor de joderte porque así uno se siente cuando no es nada porque la nada permite ser intenso y nadie quitará mi pensar porque seré egoísta y no dejaré que me quites la potestad de decirte:

"Jamás impedirás que aun te ame como ayer y que al oír tu nombre sin querer me duela el corazón" - resalto la canción Jamás Impedirás de Gian Marco en versión vals.

Arigne, París. Un lugar lejos y maravilloso. Un lugar donde espero pisar antes de morir ya que nadie tiene la vida comprada y no sabes cuando sucederá, nadie sabe si morirá de bebé, niño, joven, adulto o anciano, la vida te da sorpresas y cuando tienes que partir..simplemente te vas. Espero que cuando llegue mi hora espero verte un segundo porque con eso me bastará

"11 DE OCTUBRE, mi condena que vivirá por años y nacerá el sentimiento cuando luche la nada"

                                                      Te escribe, ese loco que por loco se enamoró, una sola vez .



                                                                                                               ÁNGEL CAÍDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario